Decoración de interiores

18 ideas para elegir el banco de jardín ideal Artículo Publicado el 20.06.2017 por Javi

Para sentarse a contemplar el jardín o para descansar y meditar no hay nada como un banco. No es el mueble más cómodo, con toda seguridad, pero es un elemento tan tradicional en los jardines públicos que ha trascendido su utilidad hasta convertirse en un objeto decorativo. Además no hay que preocuparse por si recibe demasiado sol o si tiene que soportar las inclemencias del invierno, él siempre estará ahí dispuesto a prestarnos apoyo cuando lo necesitemos.

Cuando vamos a elegir el mejor banco para nuestro jardín podemos optar por diversos materiales. El hierro forjado tal vez sea uno de los más clásicos y desde luego podemos asegurar que es duradero no sino prácticamente indestructible. Y como vemos aquí en este jardín de diseño francés un banco clásico de hierro forjado es casi una escultura.

Después tenemos la madera que según su tipo también puede ser muy duradero. Las maderas tropicales como la teca, el ipé y otras son muy resistentes a los elementos.

Respecto al presupuesto a gastar hay un abanico amplísimo de precios y podemos encontrar bancos por muy poco dinero y otros por una pequeña fortuna. Todo dependerá de lo que queramos y de cuánto estemos dispuestos a gastar.

En las actuales tendencias decorativas está muy de moda usar objetos antiguos. Todo lo retro, vintage o como queramos decirlo quedará perfecto en nuestro jardín. Además hay piezas espectaculares como este bonito y delicado banco de hierro forjado que se puede incluir en cualquier jardín.

Para un jardín de estilo natural o salvaje o como elemento de contraste tenemos los bancos de estilo rústico. Como este de arriba hecho con trozos y lonchas de tronco.

El color del banco puede usarse como parte de la decoración de nuestro jardín si lo combinamos con plantas y objetos del mismo tono.

La forja es una técnica que nos puede deparar gratas sorpresas. Hay bancos de forja con formas y estilos muy diferentes y siempre resultan entrañables.

Este sencillo banco de madera, con el aspecto de haber vivido mucho, queda perfecto en este rincón bajo el gran árbol.

Si nuestro jardín es de estilo moderno también podemos encontrar opciones acordes al mismo como vemos en este ejemplo.

Simpático y colorido banco rústico que delimita esta fantástica huerta. Genial para descansar un poco tras el trabajo.

La decoración y la comodidad de un banco de jardín se puede complementar con cojines y almohadas.

Los bancos de piedra artificial son otra opción interesante. Y sobre todo cuando toman esa pátina del tiempo y la intemperie que los hace tan interesantes.

Cualquier banco, de madera o metal, se puede personalizar a nuestro gusto con un poco de inspiración, pintura y pinceles.

Elegir el lugar donde ubicar nuestro banco en el jardín tiene una gran importancia. Y hay que tener muy en cuenta lo que queda tras el banco. Puede ser un macizo de flores como éste.

O un fantástico árbol como vemos aquí. Todo dependerá de lo que tengamos en nuestro jardín.

La piedra natural también puede ser una buena opción. Este banco de aspecto primitivo nos resultará tan útil como cualquier otro. Y además su impacto en el jardín es muy bajo.

Aunque también podemos decantarnos por opciones más llamativas como estos muebles de césped.

Y no nos podemos olvidar de los bancos DIY con ideas tan fáciles de desarrollar como la que vemos aquí. Sólo necesitamos unos bloques de hormigón, unos maderos y un cojín más un poco de pintura para tener un fantástico banco en el jardín.

Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • CORALIA NIEVES ha escrito el 12.02.2018 a las 03:30

    son bellisimos todos

© 2017 Guía para Decorar