Decoración de interiores

Cómo hacer placas de yeso cerámico antihumedad Artículo Publicado el 01.06.2020 por Flavia

Cuando ya lo has probado todo para librarte de la humedad, pero aún continúa apareciendo en tus paredes, las placas de yeso cerámico pueden ser otra alternativa para combatir este enemigo. Sigue leyendo este post sobre cómo hacerlas en casa y obtén ideas de decoración para que le ganes a la humedad sin perder el estilo.

Quizás también te pueda interesar: Disfruta de tu hogar sin humedad

Las placas de yeso cerámico antihumedad vienen en distintas medidas: 60 x 30 cm, 60 x 50 cm, 52 x 28 cm, 30 x 30 cm, 28 x 28 cm, y muchas más. Estas pueden comprarse ya hechas o bien hacerse en casa fácilmente. Puedes hacer que un especialista las instale o bien instalarlas tú mismo, pues el pegamento que se utiliza para adherirlas a la pared es el mismo que se usa para pegar las cerámicas a las paredes o al suelo.

Además, vienen en una amplia gama de diseños: ondas, diamantes, piedra, laja, plumas, etcétera, y lo mejor de todo, es que puedes pintarlas antes de instalarlas o ya instaladas (aunque la primera opción es la mejor, pues es más sencilla). La pintura que se utiliza es látex de interior y se lleva a cabo con pistola de pintor, pues hacerlo con pincel o rodillo (no es imposible) es un poco complicado debido a su gran absorción y a sus formas.

Por su porosidad, las placas de yeso cerámico absorben la humedad en forma gradual y filtran los malos olores. Además, son aislantes térmicos y acústicos y son decorativos. Con las placas de yeso cerámico antihumedad podrás mejorar la calidad del aire que respiras.

Cabe dejar en claro que este producto solo se utiliza en interiores y en espacios sin exposición a la lluvia. Generalmente, se cubren todas las paredes, pero si la humedad solo viene de los cimientos, se pueden cubrir hasta la mitad.

Su mantenimiento es casi nulo, pues solo se limita a pasarle un cepillo de cerda suave eventualmente.

¿Cómo hacer placas de yeso cerámico antihumedad en casa?

Para hacer placas de yeso cerámico antihumedad en casa necesitarás un molde para placas de yeso del diseño que prefieras (preferentemente de caucho flexible), yeso cerámico (no es yeso común), desmoldante o aceite de cocina, agua, cemento blanco, agujeradora con varilla mezcladora, guantes, pincel, pastina, una tabla de madera del tamaño del molde y un recipiente alto.

La proporción que yo utilizo para un molde de piedra de 60 x 30 cm es de 3150 de yeso por 2 ½ litros de agua y un puñado de cemento blanco. Si tu molde es más chico, variarán las proporciones.

Coloca el molde sobre una superficie de trabajo limpia y recta. Unta el molde con desmoldante o aceite de cocina con ayuda del pincel.

Pon el agua en el recipiente y vierte el yeso y el cemento en las proporciones adecuadas. Mezcla con la agujereadora con varilla mezcladora de tal manera que no queden grumos y vierte el preparado dentro del molde.

Sacude el molde para que la mezcla se asiente y deja reposar durante 15-20 minutos. El yeso comenzará a secarse poco a poco. Transcurridos los 15-20 minutos, al tocar el yeso notarás este un tanto caliente (no te preocupes porque es normal).

Pon la tabla de madera sobre el molde y da vuelta de igual manera que si estuvieras haciendo una tortilla en la sartén. Desmolda cuidadosamente y coloca la placa en acopio, es decir, en el suelo, en un sitio seco, durante 7-10 días.

A medida que pasen los días las placas de yeso cerámico se secarán y al sostenerlas notarás la diferencia en el peso, pues el agua se evaporará.

Pinta las placas si lo deseas y deja secar, y pégalas a la pared colocando montoncitos de pegamento en la parte posterior de la placa tal como se muestra en el siguiente video y apóyalas en la pared ejerciendo presión, dejando un breve espacio entre placa y pared para que respire mejor. Al finalizar, cubre las juntas con pastina.

Ideas para decorar con placas de yeso antihumedad

Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2017 Guía para Decorar