Decoración de interiores

Opciones antisalpicaduras para los frentes de la cocina Artículo Publicado el 12.03.2018 por Flavia

La hora de amueblar el hogar, solemos poner toda nuestra atención al diseño del salón y de la cocina. Elegir los materiales apropiados es primordial para que una cocina realmente resulte práctica. Los frentes de la cocina, al igual que las encimeras, son dos elementos a los que hay que prestarle muchísima atención. Las alacenas y las paredes están expuestos a las salpicaduras de la cocina, por lo que una gran opción es la de recubrirla con materiales que sean fáciles de limpiar y que a su vez sean decorativos.

Los mosaicos hidráulicos y los de acero, los paneles de vidrio y las losetas de mármol son algunas de las mejores opciones para decorar nuestra cocina.

Los azulejos son perfectos para recubrir la cocina porque son económicos, fáciles de limpiar y resistentes. Además, son estéticos. Los encontrarás en muchísimos diseños, tanto estampados como lisos, mates y brillantes, de diversas formas y tamaños.

Por otra parte, las baldosas hidráulicas y los azulejos hexagonales están marcando tendencia y no hay que olvidarse que los azulejos blancos rectangulares nunca pasan de moda. No obstante, es fundamental que limpies las juntas de la cocina constantemente para que no se ennegrezcan.

El vidrio es otro material que puede aportarle a tu cocina un toque moderno y renovador. Ayuda a reflejar la luz y hace que el espacio se vea más amplio. Asimismo, es fácil de limpiar y no lleva juntas. Puedes colocar piezas grandes o pequeñas.

Para emular una cocina industrial, el acero inoxidable es perfecto. Este material le dará a tu cocina un toque industrial y, además, le aportará luminosidad y agrandará el espacio visualmente. Utiliza una plancha de acero liso sobre la encimera o bien escoge azulejos de vidrio revestidos de acero para darle un toque clásico y moderno a la vez. El acero es fácil de limpiar y es resistente a la humedad. Sin embargo, tendrás que preocuparte por que quedarán marcadas las huellas de los dedos y por las ralladuras.

El hormigón al igual que el microcemento son dos materiales que te ayudan también a darle un toque industrial a tu cocina. Asimismo, no se utilizan juntas, pero tiene una contra: si el material es rugoso será difícil de limpiar.

Por su parte, el mármol es sofisticado y fácil de limpiar, y es una excelente opción para un frente salpicaduras. No obstante, es poco resistente a los golpes fuertes y a los ácidos. Los encontrarás lisos y veteados y de diversos colores.

¿Cuál de estos frentes de cocina antisalpicaduras te ha gustado más?

Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • belkis ha escrito el 15.03.2018 a las 00:44

    Es preferible el granito natural, resiste golpes porque es muy duro, y no se macha como el mármol

© 2017 Guía para Decorar