Decoración de interiores

Ideas DIY creativas con papel pintado Artículo Publicado el 10.04.2017 por Javi

El papel pintado es una gran forma de darle vida a cualquier habitación. La variedad de colores, diseños y texturas es prácticamente ilimitada. Es una gran alternativa a la pintura y además te evitas ese olor tan desafortunado a “casa recién pintada” que se prolonga durante semanas. Para los más creativos el papel pintado es una herramienta aún más versátil. Con un poco de trabajo de bricolaje, el número de proyectos que se pueden crear usando papel pintado es prácticamente infinito. Echa un vistazo a estas ideas de proyectos creativos que demuestran que el papel pintado sirve para algo más que para revestir las paredes.

Pegar papel pintado en un color brillante o un estampado llamativo en el fondo de tu vieja estantería la transformará en una pieza completamente nueva. Elige un papel pintado que coincida con tu decoración actual, que produzca un interesante contraste o simplemente uno que te guste, aunque luego tengas que cambiar el resto de la decoración para que armonice con tu elección.

Si te enamora un papel pintado pero te parece demasiado llamativo para decorar las paredes con él puedes usarlo para forrar las puertas del armario. Verás como te resulta más tolerable.

El papel pintado también puede usarse para decorar techos. Por lo general en los que mejor queda son los de especial arquitectura como vemos en esta buhardilla.

Las escaleras son un buen espacio, similar a los techos, donde usar papel pintado. Nos puede servir tanto para decorar la parte inferior de la escalera.

O para el frontal de los escalones. Este papel pintado da totalmente el pego pues parecen azulejos de diseño clásico. Una forma fácil e interesante de darle un nuevo aire a nuestras escaleras.

En esta ocasión vemos cómo se ha decorado el recibidor y las puertas que dan al mismo con papel pintado de estampado botánico. Un uso diferente del típico que suele dársele al papel pintado.

La pantalla de esta lámpara de sobremesa se ha decorado con una tira de papel pintado. Otra fácil idea DIY que podemos llevar a cabo en un instante.

Las sillas son elementos decorativos que se prestan a múltiples usos. Lo normal al restaurar una silla vieja es usar pintura o barniz pero prueba con papel pintado, verás cómo se te abren nuevas posibilidades.

En esta ocasión se ha usado papel pintado para su destino natural, la pared, pero se ha hecho recortando formas, en este caso círculos, que coinciden con los complementos del escritorio.

Del mismo modo, o similar, podemos darles a nuestros marcos una nueva vida forrándolos con papel pintado.

También con marcos pero esta vez colocando el papel pintado en su interior. Como si fueran dibujos o estampas y podemos aprovechar hasta el más pequeño retal.

Los marcos de los interruptores de la luz también se pueden integrar mejor o darles una nueva vida si los forramos con papel pintado. Una interesante forma de renovarlos sin tener que gastarte mucho.

La verdad es que con un poco de papel pintado y cola se puede darle un nuevo aire a cualquier mueble. Una idea sencilla y fácil de ejecutar es decorar el frente de los cajones de aparadores y cómodas.

Y no queda ahí la cosa, hasta los aparatos electrodomésticos se pueden renovar de esta manera. Además trabajar con papel pintado es fácil, está al alcance de cualquiera y es fácilmente reversible.

Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2012 www.guiaparadecorar.com