Decoración de interiores

Engánchate al dorado Artículo Publicado el 20.02.2013 por Paula

El oro en la decoración suele ser sinónimo de lujo, más propio de un estilo recargado o barroco que de una vivienda familiar común. Sin embargo, usado en pequeñas dosis y con intenciones alejadas del barroquismo visual, puede ser un elemento decorativo muy interesante, capaz de cumplir su función sin desentonar en nuestra decoración habitual.

Brillos y mosaicos dorados ofrecen una perspectiva distinta de la hora de la ducha:

Decorar con dorado 1

Alguna de estas propuestas introducen el dorado en las paredes y en el suelo, en forma de mosaicos, o bien en lámparas y otros accesorios. Se trata de crear nuevos universos decorativos y de experimentar al máximo. El oro aplicado a la decoración consigue iluminar las habitaciones y aporta vanguardismo y glamour.

Decorar con dorado 2
Decorar con dorado 3

En esta otra propuesta (imagen inferior) podemos ver cómo introducir tonos dorados a través de distintos elementos decorativos de forma más sutil, al margen de que la habitación aquí expuesta tenga claramente una estética barroca.

Decorar con dorado 4

Para crear el efecto dorado de la pared, se pueden aplicar pinturas metalizadas o pulverizar con spray. Los muebles con superficie dorada son otro “must” decorativo, al igual que las cortinas en falso oro.

Decorar con dorado 5

Este otro modelo de cuarto de baño diseñado en oro es un ejemplo del lujo decorativo y del barroquismo que estos tonos ofrecen a nuestra decoración cotidiana, no apto para quienes busquen la sencillez o un estilo más costumbrista.

En cuanto a la paleta cromática con la que el tono dorado combina mejor, están el blanco, el gris oscuro, el negro, crema, beige y marrón chocolate.

Decorar con dorado 6
Decorar con dorado 7

Decorar con dorado 8

Fotos: mielarquitectos.com; riflessisrl.it; ateliermujer.com; designindulgences.com; minimalisti.com.

Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2017 Guía para Decorar