Decoración de interiores

Consejos para tener un dormitorio de estilo bohemio Artículo Publicado el 05.01.2017 por Javi

Más acostumbrados tal vez a identificar el estilo boho con el sillón de mimbre y las plantas en el living puede que no hayamos pensado en él para decorar nuestra habitación. Aquí van unas cuantas propuestas, bastantes, para que podáis convertir vuestro dormitorio en un paraíso de estilo bohemio.

En una habitación no hay mueble más importante, ni más impactante, que la cama. En el estilo bohemio necesitamos una cama baja de estilo rústico y natural o incluso poner directamente el colchón en el suelo.

Lo natural es primordial en el estilo bohemio, así que si nuestra habitación limita con el jardín dejaremos que se vea bien a través de las ventanas. Aquí se consigue anudando las cortinas de modo que dejan ver bien el exterior.

Por la misma razón no hay que escatimar en plantas, sobre todo si no tienes la suerte de tener la habitación junto al jardín.

La madera es la materia prima que no debe faltar en una habitación boho. Desde una simple mesilla de noche hasta una cama hecha con palets como ésta.

Otro elemento imprescindible en el estilo bohemio es el color. Cuanto más mejor pero siempre buscando una cierta coherencia. Divertimento sin estridencias por favor.

Pero no sólo de color vive el estilo bohemio, la textura también tiene su parte en el pastel. Alfombras de pelo largo, colchas de punto, todo menos textiles lisos y sosos.

También la piel tiene cabida en este estilo. Aunque ahora parezca coto exclusivo de los estilos nórdicos.

Si cualquier habitación debe ser cómoda con más razón cuando hablamos del estilo bohemio. Cojines y almohadas, mantas y edredones deben hacer que la habitación bohemia sea un espacio confortable.

Originalidad y creatividad deben estar a la orden del día en un cuarto de estilo bohemio. Esta lámpara por ejemplo es un buen ejemplo.

Las guirnaldas de luces son un buen accesorio para darle a nuestra habitación bohemia ese toque brillante que precisa. Brillante, divertido y festivo.

Hay que optar por mesillas de noche de tipo abierto y desenfadado. Fuera cajones y adentro mesas auxiliares, sillas y cualquier tipo de mesilla de noche alternativa.

Sobre el cabecero de la cama se suele optar por grandes cuadros o tapices. Si el presupuesto es limitado pueden sustituirse por alfombras, pañuelos o cualquier otro textil bien colorido.

Aunque tampoco debemos olvidar el resto de paredes ni el entorno de la cama. Objetos decorativos de elaboración propia o de estilo étnico son casi imprescindibles.

Los tejidos hechos a mano, en cualquiera de las técnicas habituales, son bienvenidos en todo dormitorio bohemio.

Las estanterías abiertas tienen en este estilo gran importancia. Son una forma de personalizar nuestro espacio con nuestros objetos favoritos.

Cortinas, chales, tules y cualquier textil que se nos ocurra puede decorar no sólo las paredes sino también el techo de nuestra habitación.

Los instrumentos musicales son una buena decoración en una habitación bohemia. Si los tocamos mejor pero no es imprescindible.

Tocadiscos y una buena colección de vinilos también son muy decorativos.

Y no hay que olvidarse de preparar un buen rincón de lectura. Una habitación bohemia no sólo es para dormir sino también debe ser una cápsula en la que refugiarnos.

En definitiva que en una habitación boho cabe todo aquello que te haga la vida más feliz y cómoda, ni más ni menos.

Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2012 www.guiaparadecorar.com