Decoración de interiores

4 maneras de añadir textura a la decoración de casa Artículo Publicado el 19.01.2017 por Javi

El color y la textura son las dos formas más fáciles de cambiar una decoración. Aunque también se pueden usar de forma combinada en esta ocasión queremos mostraros cómo añadiendo un poco de textura a tu decoración podrás hacerla más interesante. Básicamente hay 4 maneras de añadir textura a tu decoración y son usando textiles, metales, piedra y madera. Vamos a hacer un pequeño repaso por estos grandes grupos.

Los textiles son la forma más fácil y económica para añadir textura a la decoración de tu casa. Alfombras, cortinas, colchas, almohadas e incluso las tapicerías pueden cambiar fácilmente cualquier espacio. La piel sintética, el punto, el ganchillo y el terciopelo te ayudarán a crear un estado de ánimo adecuado y, por supuesto, harán que tu casa más acogedora.

Podemos incluso combinar dos de estos elementos para crear varias capas como vemos aquí con la alfombra y la piel sintética.

Esta manta tejida con lana supergruesa es ideal para hacer un dormitorio más cálido y acogedor.

Las mantas de piel se pueden usar tanto en la cama como en un sofá. Son cálidas y acogedoras y podemos encontrar una enorme variedad de pieles sintéticas con tactos deliciosos.

La calidez y el lujo no están reñidos como nos demuestran, desde hace siglos, las cortinas de terciopelo.

Aquí vemos una buena selección de textiles que en uso combinado crean un ambiente realmente acogedor.

El metal o los acabados metalizados añaden frescura, lujo y sofisticación. Son aptos tanto para crear ambientes femeninos como masculinos dependiendo del metal elegido. Los dorados, plateados y el cobre son ideales para espacios femeninos y el hierro es sobre todo masculino, sobre todo en acabados rudos u oxidados.

La mesa de centro y la lámpara de cobre combinan a la perfección en este living tan femenino con su sofá rosa.

Con sus formas y brillos esta selección de lámpara y florero junto a un par de esferas forman un conjunto muy interesante.

En esta cocina de estilo industrial destaca el chapado metálico de la pared y la lámpara de tubo de hierro.

Otro conjunto de mesas de centro y lámpara de cobre elegante y fresco. Como vemos combinan muy bien con tonos neutros.

En una cocina de estilo rústico o vintage el cobre es una baza muy importante a tener en cuenta.

La madera es el tercer material que podemos usar para añadir textura a una decoración. La gran variedad de acabados que nos permite, su naturalidad y calidez lo hacen un elemento imprescindible para que la textura esté presente en nuestra decoración.

Se puede usar tanto para revestir suelos como paredes. Al tiempo que se puede usar como complemento para el techo y desde luego es insustituíble en la carpintería de cualquier hogar sobre todo en lo que respecta a las puertas. Sin olvidarnos por supuesto de los muebles.

Esta bonita lámpara industrial no sería lo mismo sin esas vigas sin desbastar que adornan el techo.

Los suelos de madera son de una calidez incomparable. Ideales para crear un ambiente acogedor, cálido y práctico,

Por último tenemos los materiales duros como la piedra y los ladrillos que se suele usar en las paredes de acento en cualquier estancia de la casa. Aunque con especial incidencia en la cocina, el cuarto de baño y el living.

La piedra combina muy bien con otros materiales que aportan textura como es el caso del metal y la madera especialmente.

Las paredes de ladrillo visto son un complemento perfecto para una cocina contemporánea de aire rústico, industrial o minimalista.

Y no es preciso vivir en una casa solariega o en una vieja fábrica para poder disfrutar de estos materiales. Existe un ampli surtido de plaquetas que imitan piedra o ladrillos y son fáciles de instalar.

Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2012 www.guiaparadecorar.com